Las benzodiacepinas duplican la mortalidad.

O, por lo menos, es lo que concluye una investigación realizada en California y publicada en el BMJ. El estudio se ha hecho a través del seguimiento durante casi 8 años de más de 100.000 pacientes (tratados y no tratados). Pincha en la imagen para acceder al resumen en español elaborado por la Fundación Institut Català de Farmacologia.